Notas
Barenboim:


Anticipo del Festival con Argerich y la WEDO

Por: Margarita Pollini  

 

 

La comunión artística entre dos de los más grandes músicos nacidos en Buenos Aires se renueva. Con una conferencia de prensa en el Salón Dorado del Colón con Daniel Barenboim y Martha Argerich como protagonistas (más la presentación y moderación deDarío Lopérfido, director del Teatro), ayer tuvo su lanzamiento formal la maratónica sesión de conciertos que, bajo el título de "Festival Barenboim 2015" llevará adelante el director y pianista junto a Argerich y la West-Eastern Divan Orchestra (WEDO), entre el viernes próximo y el sábado 8 de agosto.

 

"Este Festival es un lugar nuestro, un triángulo entre Martha, la Orquesta y yo, y todo el año espero venir a Buenos Aires para hacer esto", afirmó Barenboim en el inicio de su intervención, para destacar luego, dentro del repertorio a ofrecer, las dos obras de Pierre Boulez previstas, como parte de las celebraciones por los 90 años del compositor. El estreno argentino de "Sur incises" tendrá lugar el viernes 24 (oportunidad en que la WEDO interpretará además el "Idilio de Sigfrido" de Wagner y la Sinfonía de cámara No. 1 de Schönberg), en tanto que "Dérive 2" formará parte del programa de los conciertos que Barenboim y la orquesta darán para el abono del Mozarteum, el 2 y 3 de agosto, junto con obras de Mozart. "'Sur incises' es una obra que desarrolla la sonoridad a un punto extremo, porque juega muy claramente con las diferencias de duración de reverberación. Es casi un efecto de música electrónica sin ningún elemento electrónico. Es algo que incluso a los que piensan que no entienden ni saben lo suficiente sobre música contemporánea, por ese aspecto sonoro tan vivo y tan desarrollado les resultará muy accesible".

 

Dentro de las "sorpresas" respecto de lo anunciado figura el hecho de que Argerich tocará también en el concierto del 25, originalmente previsto sólo para la WEDO. Como anticipo del menú a dos pianos que se escuchará el domingo (y que incluirá la Sonata para dos pianos y percusión de Bártok), ella y Barenboim interpretarán el 25 los "Seis estudios canónicos" de Schumann y "En blanco y negro" de Debussy, en tanto que la orquesta reiterará las obras de Schönberg y Boulez del programa del 24.Las presentaciones deArgerich concluirán el miércoles 29 y el jueves 30, con el segundo concierto deBeethoven junto a Barenboim y la WEDO, que completará el programa con la cuarta sinfonía de Tchaikovsky.

 

Otra de las novedades respecto de la serie del año anterior será la presencia del piano"modelo Barenboim" que el pianista y director presentó hace algunos meses en Londres, que a diferencia de los pianos construidos a partir de 1875, tiene todas las cuerdas en posición paralela. "Es un piano moderno, no un piano histórico; la prueba es que lo primero que se va a oír de él en Buenos Aires será 'Sur incises'. Las cuerdas paralelas en todo el teclado le dan a mi entender más transparencia al sonido y una articulación mucho más clara. No es un invento mío: es la modernización de este sistema. Hasta ahora yo he tocado sólo Schubert en él, y ahora tengo tanta curiosidad como ustedes por ver cómo reacciona el piano con otro repertorio". Consultada sobre la posibilidad de utilizarlo para sus presentaciones con la orquesta,Martha Argerich respondió con un sugerente "A lo mejor".

 

Habrá, dentro de este conglomerado de actividades (que, según se anunció, proseguirán en el 2016), varias con entrada libre y gratuita. El 1 de agosto a las 18 en la sala del Colón, el "Diálogo de Música y Reflexión" tendrá como protagonistas a Barenboim, Felipe González, Daniel Goldman, Omar Abboud y Guillermo Marco, bajo la moderación deHugo Sigman, y al día siguiente comenzará una serie de tres conciertos de cámara a cargo de un ensamble de la WEDO.

 

Denominada "Conciertos por la Convivencia", esta serie podrá escucharse el domingo 2 a las 20:30 en el Centro Islámico República Argentina (Avenida San Juan 3053), el miércoles 5 a las 19:30 en el Templo Libertad (Libertad 769) y el jueves 6 a la misma hora en la Catedral Metropolitana; el programa incluye obras de Bach a José Carli; nuevamente en el Colón, el martes 4 los solistas de la WEDO brindarán música árabe e iraní.Como actividad fuera del programa original, el director agregó una presentación también gratuita pero exclusiva para estudiantes: el mismo programa de los conciertos de despedida del 7 y 8 (con el Triple concierto de Beethoven y "Pelleas und Melisande"de Schönberg) pero a las 12 del mediodía del domingo.

 

Sobre el final, y respecto de su ritmo de vida y su necesidad de descanso, Barenboimprecisó: "Yo llegué la semana pasada directamente de mis vacaciones. La música me da energía, no necesito descansar de ella, necesito siempre tenerla presente. Traté de explicarle eso a mi cuerpo físico, que no siempre me entiende. Sé que tengo que cambiar un poco si no la intensidad al menos la cantidad, y lo voy a hacer. Es la razón principal por la que dejé la dirección del Teatro alla Scala de Milán para ocuparme de la academia que se va a abrir en Berlín el año que viene, más los viajes a la Argentina. El violinista Mischa Elman tocó su primer recital a los cinco años, y cuando celebró los 75 años también celebró 70 años sobre el escenario. Al ser consultado por un periodista sobre cómo había cambiado la situación entre su primer recital y el tiempo presente, Elman respondió: 'No cambió para nada: tanto entonces como ahora la gente dice que toco muy bien para mi edad'. Yo espero no llegar a este punto".
Independencia 3721 1º C (C1226AAC) Buenos Aires - Tel.: 5263 - 0323 - info@avantialui.com.ar